Fundación Pelayo celebra una acción de voluntariado en la Fundación Talismán

La Fundación Pelayo celebra una acción de voluntariado junto a empleados y familiares de Pelayo, para realizar trabajos de mejora y acondicionamiento del vivero de la Fundación Talismán.

La Fundación Pelayo colabora desde hace varios años con la Fundación Talismán habiendo ayudado en la creación de un vivero donde chicos con discapacidad puedan desarrollar sus capacidades y habilidades, favoreciendo así a su integración social y laboral.

Tras la inauguración de la primera fase el pasado año, ahora han desarrollado una segunda fase, en la que empleados de Pelayo y sus familiares, han colaborado de manera voluntaria con tareas de acondicionamiento, pintura y labores de jardinería, para su puesta a punto.

De este modo se consigue ampliar los recursos de este vivero que ayuda a que los chicos que allí trabajan puedan mejorar su calidad de vida y sentirse realizados al ver que tras unos meses de cuidados y gracias a su dedicación, esas plantas han crecido, florecido y hay personas que se acercan a comprarlas.

Esta actividad se ha enmarcado en un voluntariado familiar, donde los más pequeños también han podido disfrutar de esta labor solidaria, compartiendo junto a los chicos de la asociación, talleres de manualidades y jardinería.

Fundación Pelayo ha querido celebrar una nueva acción de voluntariado, destacando su compromiso con el colectivo de personas con discapacidad con el que está muy sensibilizado.

      

 
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999- Ruedas de Prensa S.L. - Notificar errores - Condiciones legales - Mapa web - Seguros