Fundación Mutua Madrileña muestra su nuevo estudio de siniestralidad vial

 
La Fundación Mutua Madrileña ha desarrollado con la colaboración de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME) el plan “Agárrate a la Vida” para reducir la siniestralidad en los accidentes provocados por conductores con edades comprendidas entre los 18 y los 25 años de edad. En el año 2010, la empresa de seguros Mutua Madrileña confeccionó un informe acerca de la siniestralidad provocada por el citado grupo social, y las consecuencias de las lesiones causadas por los accidentes de tráfico desencadenados, fijándose de igual manera en las diferencias entre géneros y zonas geográficas.

La Fundación ha pedido a la compañía de seguros que realice el informe utilizando exactamente los mismos parámetros que en 2010. El motivo de esta medida es sacar conclusiones sobre la evolución experimentada en cuanto a conducta y siniestralidad por los conductores más jóvenes y las consecuencias de los accidentes que provoca. Al final del estudio, se especifican unos consejos dirigidos a disminuir la siniestralidad de este grupo de conductores. Los datos se han obtenido gracias a la colaboración de 25.400 conductores no profesionales de toda España cuya edad se sitúa entre los 18 y los 25 años. Se ha concedido una atención especial a los conductores que han ocasionado colisiones, colisiones múltiples, atropellos y accidentes sin contrario (sin contar aparcamiento, robo y luna). Para el análisis del desarrollo de dicha siniestralidad se han comparados los periodos de tiempo de 2007 á 2009 y de 2010 á 2011.

El catedrático Jesús Vegas Asensio ha llevado a cabo la supervisión del estudio basado en los datos de la Data Warehouse de Mutua Madrileña y el censo de conductores de la Dirección General de Tráfico en 2011.

“Estudio de siniestralidad vial en el colectivo juvenil y sus consecuencias”.

Consideraciones previas:

  • Los datos del censo de conductores de la DGT y los de la muestra examinada por Mutua Madrileña han sido comparados, y se ha determinado que un notorio número de jóvenes no están registrados como conductores en la póliza de seguros de los coches que conducen.
  • Aunque en los últimos dos años, el censo de conductores ha subido un 5,6%, el sector de conductores que nos ocupa se ha rebajado en un 7,8%, a causa de la situación socio-económica y la reducida natalidad experimentada por la población española durante las décadas de los ochenta y noventa.

Principales conclusiones:

  • Los conductores de 18 y 25 años causan un 25% menos accidentes que dos años atrás, descendiendo de 425.000 á 320.000 accidentes anualmente.
  • Los lesionados graves y los fallecidos en los accidentes producidos por conductores de 18 á 25 años se han reducido a la mitad.
  • La cifra de muertos cae de 600 á 250, y el número de personas con alguna discapacidad grave a consecuencia del accidente ha bajado de 100 á 30.
  • Los jóvenes de entre 18 y 25 años ocasionan el 50% más accidentes que las mujeres de las mismas generaciones, aunque éstas hayan incrementado levemente su tasa de accidentes con heridos.
  • La relación de muertos por cada 100 lesionados a causa de un accidente de tráfico generado por un hombre de entre 18 y 25 años, dobla la de las féminas de esa edad.
  • Murcia, Canarias y la zona cantábrica se mantienen como las zonas con mayor tasa de accidentes con heridos causados por los conductores de 18-25 años.
  • Los datos anteriores muestran que los conductores de entre 18 y 25 años de edad son más prudentes actualmente, posiblemente gracias en parte a las numerosas campañas de prevención lanzadas desde entidades públicas y privadas.

Principales resultados del estudio.

  • En la actualidad, un 14,14% de los hombres de entre 18 y 25 años producen al menos un accidente al año, mientras que en las chicas de esa edad es del 10,26%. Dos años atrás era del 18,18% y 11,69%, respectivamente.
  • La cifra de accidentes que producen los jóvenes con relación al resto de varones ha bajado un 36%, y la diferencia entre las mujeres más jóvenes y el resto de conductoras ha descendido un 12%.
  • Con el avance de la edad la siniestralidad se reduce, salvo en el pequeño caso de las mujeres de entre 42 y 49 años, con un ratio de siniestralidad del 10,11%.
  • Los varones de entre 18 y 25 años han visto decrecer su frecuencia de accidentes causantes de heridos, elevándose en el caso de las mujeres. Por otro lado, los heridos de accidentes de tráfico ocasionados por hombres jóvenes son de mayor gravedad, y es más repetido que se produzca más de un herido.
  • Los accidentes con heridos bajan cumplidos más de 25 años de edad, aunque se muestra un repunte entre las mujeres de 42 y hasta 65 años, posiblemente por ceder el coche a un hijo no registrado en el seguro, y entre los hombres de 50 á 57 años, ocasionado el uso más frecuente de vehículos de mayor potencia.
  • Los hombres de 18 a 25 años producen un 211% más accidentes con heridos que el resto de conductores de su género. En el caso de las mujeres el porcentaje es de 130% más en relación con el resto de conductoras. Por otra parte, aunque se mantienen como el grupo que más heridos produce por accidentes de tráfico, las distancias se han rebajado, ya que dos años atrás las cifras eran de 242% y 133% más para hombres y mujeres, respectivamente.
  • En términos generales, los conductores han elevado ligeramente sus ratios de accidentes con heridos, exceptuando precisamente a los hombres de 18 á 25 años.
  • La juventud continúa significando un punto crítico en el riesgo de producir un accidente de tráfico: cuanto más joven es el conductor, más posibilidades tiene de causar un siniestro. Es por eso que, mientras que los hombres y mujeres de entre 18 y 25 años registran unos ratios de siniestralidad vial del 14,14% y el 10,26% respectivamente, estos datos disminuyen hasta el 11,13% entre los varones y hasta el 9,74% entre las mujeres cuando analizamos los porcentajes de conductores que provocan accidentes en el próximos tramo de edad, comprendido entre 26 y 33 años.
  • Canarias, Cantabria, País Vasco, Asturias, Murcia y Galicia revelan mayor número de accidentes con heridos. Comparando con los datos de 2010, se contempla que las zonas más “críticas” no han cambiado, simplemente han cambiado su orden. Cabe mencionar que la frecuencia nacional ha empeorado en términos agregados: si en 2010 las zonas con mayor número de heridos oscilaban entre un 8,9% en el País Vasco y un 6,6% en Canarias, en 2012 oscilan entre 8,72% en Canarias y el 6,87% de Galicia, con un 8,04% en País Vasco.
  • Las comunidades autónomas donde los jóvenes causan más accidentes son Canarias, País Vasco, Cantabria, Asturias, Andalucía y Madrid. Allí, la frecuencia de jóvenes que provocan algún accidente se coloca entre el 16,5% y el 13,84%. La lista la cierran Navarra y Aragón con un 9%.

Recomendaciones para conductores jóvenes ideadas para reducir la siniestralidad en el grupo social que nos ocupa:

  • Evita excesos de confianza con tu experiencia y habilidad como conductor.
  • Ejecuta una conducción responsable evitando demostraciones de habilidad de manejo de ningún tipo.
  • Si debes utilizar la “L”, colócala en un lugar visible.
  • No conduzcas si has tomado drogas o alcohol.
  • No pongas el volumen de la radio demasiado alto para evitar distracciones.
  • Tus cinco sentidos deben mantenerse atentos: no discutas mientras conduces ni fumes.
  • No utilices teléfonos ni dispositivos de navegación mientras estás circulando.

Consejos generales:

  • Para viajar correctamente con otros vehículos recuerda adecuar la velocidad a la experiencia del conductor más novato; circula a tu ritmo si eres ese conductor; respeta todas las señales de circulación, aunque pierdas al grupo con el que circulas.
  • Si compras un coche o una moto revisa que sus características son acordes al uso que le quieres dar y a tu experiencia; procura que el segundo factor de decisión, tras el coste, sea tu seguridad; si el vehículo es de segunda mano, revisa su estado de mantenimiento.
  • Si conduces un coche prestado, ratifica que las coberturas de su seguro son las adecuadas.
  • Si has experimentado un accidente, no tengas miedo a conducir, simplemente se más prudente y aprende de los errores analizando la conducta que causó el accidente y reflexionando si las condiciones de mantenimiento del coche eran las correctas en aquel momento.

      

 
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999- Ruedas de Prensa S.L. - Notificar errores - Condiciones legales - Mapa web - Seguros