El 30% de los vehículos accidentados tienen los neumáticos en mal estado

Un informe reciente demuestra que una gran parte de los vehículos que acuden a un taller tras un siniestro circulaban previamente con neumáticos en mal estado.

Un estudio denominado “Mantenimiento de Vehículos” y realizado por La Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL), la empresa Pelayo, la Federación Española de Empresarios Profesionales de automoción (CONEPA) y la Asociación de Talleres de Madrid (ASETRA), resalta el incorrecto mantenimiento que los conductores españoles realizan sobre sus vehículos. Dicho estudio ha tomado los datos de 3 fuentes de información diferentes: por un lado, ha contado con un estudio sociológico sobre la frecuencia con la que los conductores revisan sus coches; por otro, se ha llevado a cabo una auditoría sobre setecientos vehículos siniestrados; y, por último, se ha tenido en cuenta las opiniones de numerosos expertos en la materia.

Uno de los resultados más significativos es que una gran parte de los conductores encuestados declara que la revisión de su vehículo solo se lleva a cabo en las poco frecuentes visitas al taller. Esto, sumado a la reducción del consumo provocada por la crisis económica y la reducida cultura de la revisión que se tiene en España, provoca que un 25% de los propietarios se pase más de seis meses sin llevar su vehículo al taller, y un 10% permanezca en dicha situación más de un año.

El Presidente de Seguros Pelayo, José Boada, ha declarado que “al ser Pelayo una de las principales aseguradoras de automóviles siempre ha tenido una especial sensibilidad por la Seguridad Vial, colaborando desde hace años con FESVIAL y ahora también con las Asociaciones de Talleres en diferentes estudios que ayuden a reducir el número de accidentes de circulación. De este estudio destacaría el hecho relevante de que un 30% de los vehículos que han sufrido un siniestro tuvieran las ruedas en mal estado y un 12% algún elemento del sistema de frenado afectado, recomendando que los conductores se preocupen del mantenimiento de sus vehículos.”

Mientras, Ramón Marcos, el Presidente de CONEPA y ASETRA, insistía en que “los automovilistas deben confiar en el taller como asesor en el mantenimiento de su vehículo. Animamos a los conductores a que aprovechen la visita a nuestras instalaciones para aclarar sus dudas. Reivindicamos la función social del taller como garante de la seguridad vial”.

Por su parte, José Ignacio Lijarcio, Director de Proyectos de FESVIAL, mencionaba que “el óptimo mantenimiento de los vehículos, es fundamental para su seguridad. El buen estado de los componentes no sólo garantiza una mayor duración del vehículo, sino también mayor fiabilidad y capacidad de respuesta en caso de que se produzcan situaciones de riesgo. A través de este estudio se observa que muchos conductores no revisan con la periodicidad recomendada algunos elementos básicos, lo que puede suponer un peligro. Los conductores deben preocuparse por el estado de ‘salud’ de sus vehículos”.

En concreto, entre los componentes que los conductores entrevistados afirman revisar más a menudo por resultar más sencillos encontramos la presión de los neumáticos (un 48%), el líquido del limpiaparabrisas (un 39%), la revisión del aceite (un 37%), las escobillas (un 27%), el estado de los neumáticos (un 23%), y el agua del radiador (un 20%). Por otro lado, los elementos que suelen dejar para ser revisados por un mecánico profesional suelen ser la correa de distribución (un 47%), el estado de la suspensión/amortiguador (un 44%) y los filtros (un 42%). Finalmente, los componentes menos inspeccionados son la rueda de repuesto (un 12%), el cinturón (un 11%), la correa de distribución (un 7%), la batería (un 6%) y el tubo de escape (un 6%).

En especial, llama la atención que un 22% de los conductores revise la presión de los neumáticos, que un 17% lleve a cabo la revisión general y que solo un 13% revise la rueda de repuesto. Por otra parte, la gran mayoría de las reparaciones o revisiones se llevan a cabo en los talleres de barrio.

Los resultados de las auditorías sobre los coches siniestrados muestran que el 30% de los coches circulaban con los neumáticos en malas condiciones, algo que de por sí ya reduce la adherencia de los mismos y la distancia de frenado del vehículo. Una tercera parte de los coches examinados tenía el líquido del limpiaparabrisas en mal estado o directamente no lo tenía, y las escobillas barrían de forma incorrecta el parabrisas provocando una imperfecta visibilidad para el conductor. La rueda de repuesto con defectos supusieron un 17% de los fallos registrados, y el cinturón de seguridad, a pesar de que un 11% de los conductores declara no revisarlo nunca, presentaba un buen estado en el 77% de los casos.

En conclusión, el estudio demuestra que una notable cantidad de conductores en España no cuida suficientemente el mantenimiento de su automóvil. Esta falta de revisión o una revisión fuera de la frecuencia que se recomienda supone un riesgo en cuanto a la seguridad de conductor y de los pasajeros se refiere, por lo que se recomienda revisar y hacer el mantenimiento del propio vehículo de forma periódica, seguir los consejos de los profesionales y acudir al libro de mantenimiento del vehículo o al mecánico de confianza cuando se presente cualquier tipo de duda.

      

 
Redacción (34) 91 724 05 70 - Publicidad (34) 91 005 21 04 - © copyright 1999- Ruedas de Prensa S.L. - Notificar errores - Condiciones legales - Mapa web - Seguros